• Oscar Pardo

Y se hizo la luz… eléctrica

¿Cómo enfrentar la quinta revolución industrial sin morir en el intento?


Continuamos con nuestro recorrido por las revoluciones industriales para comprender y contextualizar el proceso que actualmente nuestra civilización está atravesando y las implicaciones para las industrias y empresas. En esta oportunidad abordaremos la segunda revolución marcada por un hito que cambió la sociedad y la forma de vivir, producir, trabajar y consumir: la electricidad.




Esta segunda revolución industrial se desarrolló desde 1840 aproximadamente hasta el inicio de la primera guerra mundial en 1914. Se caracterizó por la aceleración de las transformaciones tecnológicas y, gracias al perfeccionamiento de los medios de transporte, las dinámicas comerciales alcanzaron dimensiones globales.


Así mismo, se fortaleció la aplicación de los conocimientos científicos en la industria y surgió el capitalismo financiero.


Segunda revolución: energía eléctrica, combustibles fósiles, motor de combustión, telégrafo, teléfono, nuevas fuentes de energía, transportes ágiles, rayos X.


Origen: A mediados del siglo XIX en Europa, USA y Japón principalmente.

Innovaciones principales: Fuentes de energía, iluminación grandes urbes, industria aeronáutica y automotriz, siderúrgicas, petroquímicas, teléfono, maquinaria automática, entre otras.

Principales recursos utilizados: Acero, electricidad, petróleo y derivados.

Consecuencias:

Continuó el crecimiento demográfico y la migración de personas del campo a las grandes urbes creando una nueva clase social: los obreros. Debido a las insuficiente garantías laborales y reconocimiento de derechos del trabajador, se incrementaron las luchas sociales, incluyendo los primeros movimientos que pedían igualdad para las mujeres, quienes ya comenzaban a trabajar fuera del hogar en fábricas, además de los sindicatos, partidos socialistas y comunistas, en contraposición al capitalismo.


Al intensificarse los procesos industriales automatizados, nuevamente se hicieron obsoletos muchos perfiles de trabajo como sucedió en la primera revolución, y se despidieron masivamente trabajadores de las antiguas fábricas. Se crearon leyes mercantiles y se reconocieron algunos derechos a los trabajadores.


¿Qué aprendimos de esta segunda revolución?


· El trabajo conjunto entre la ciencia y la industria es esencial para la innovación. Por ejemplo, gracias a que ciencia y la industria encontraron la forma de hacer mas eficiente la producción de acero, se masificó la construcción de infraestructuras como vías férreas, estaciones de tren y puentes y se mejoró la eficiencia de buques y submarinos.

· La importancia de la logística y el transporte para la globalización. El avión, el automóvil, la masificación de líneas férreas, entre otros aspectos, mejoraron la integración y conectividad geográfica e hicieron posible un mayor flujo de personas y mercancías.

· Identificación de nuevas fuentes de energía. La humanidad ha necesitado encontrar diversas fuentes de energía para el desarrollo de las civilizaciones. Desde el fuego, la utilización de la fuerza humana y animal (caballos, mulas), el viento, etc., hasta las derivadas de los combustibles fósiles como el petróleo, carbón, gas natural y la energía eléctrica. Las fuentes energéticas determinan no sólo las características económicas y productivas de una sociedad, sino también la sostenibilidad ambiental y social.

· La innovación no tiene sentido sin las personas y las comunidades. Las innovaciones tecnológicas permitieron una significativa mejora de las condiciones de vida de las personas al tener luz eléctrica en sus casas y ciudades, al poder desplazarse en avión a lugares distantes, al acceder a una gran variedad de bienes y servicios debido a la producción en masa, al tener a disposición alimentos, etc. A partir de estas nuevas oportunidades se gestaron nuevos movimientos sociales, culturales, artísticos e intelectuales.


Foto 1. Tomada de características.com

Foto 2. Tomada de cadena ser.com


Soy un profesional apasionado por la gerencia de proyectos y la industria 4.0, con 15 años de experiencia en diferentes sectores industriales (maquinaria plásticos y empaque, lácteos, bebidas gaseosas y cervezas). Desde 2020 trabajo como asesor técnico en Naturall Group, apoyando a las iniciativas de las industrias en su camino a la sostenibilidad.


#innovacionconciencia #maquinariaindustrial #sostenibilidad #innovación #industria #lácteos #tecnología



29 vistas

Entradas Recientes

Ver todo